sábado, 15 de agosto de 2009

Las Rutas de la Droga

Los primeros días de este mes; el fuego, la sangre y la muerte llegó a un pueblito de Huanta (San José de Secce), especificamente a una base de la Dinoes (Division de Operaciones Especiales) de la Policía Nacional del Perú. Pero el blanco del ataque narcoterrorista pudo ser otro establecimiento policial o militar de la zona como lo demuestra los últmios hechos. Por ejemplo, una semana antes de este hecho 75 mochilieros bordearon el pueblo trasteando droga.

CRONOLOGÍA:

  • diciembre/2007: En Santa Rosa de Ocaña, a media hora de San José de Secce, un camión fue emboscado para dejar pasar un cargamento.
  • noviembre/2008: En Luricocha, a media hora de San José de Secce, atacaron a la Dinoes para facilitar 500 kg. de droga.
  • junio/2009: Ante un inminente ataque terrorista la base militar de Cayramayo se replegó.

OBJETIVO:

El objetivo fundamental de los ataques narcoterroristas es por el control del territorio, por asegurar su espacio vital que se ve amenazada por la presencia e intalación de bases militares y policiales.

ESTRATEGIA:

El Narcotrafico, aliado con el terrorismo senderista, ha logrado poner de su lado a los cocaleros en contra del Estado. La razón es que en el VRAE no hay otro cultivo que tenga mejor precio que la hoja de coca.

ORGANIZACIÓN:

Los agentes de la policia antidrogas y expertos en la materia han investigado y explicado cómo es la produción, acopio y exportación de la droga del valle al mundo.

La base del sistema lo conforman los clanes familiares. Un clan familiar esta integrado por la cabeza visible de una firma local, un acopiador de droga bruta (hojas de coca), un transportista, un químico, un chacal que hace las transacciones y otros más que en su mayoría son parientes. Es un circulo cerrado y de dificil acceso para la policía.

La cabeza de una firma local, el "Patrón", y de otros clanes familiares reclutan a grupos de jovenes para transportar la droga. Este grupo, de 50 o 70 jovenes llamados "mochileros", llevan cada uno 10 o 15 kg., por caminos largos y fatigosos. La meta: sacar el clorhidrato de cocaína del valle por diversas rutas.

Durante el recorrido los terroristas (remanentes senderistas), que conocen la zona y las rutas alternas, custodian a estos jovenes "caminantes" durante el trasteo y todo por un gran cupo de dinero en dolares. La meta: hacer llegar la droga a la capital de departamentos donde se encuentran las firmas regionales y/o finalmente a Lima o a Puno, a Bolivia, o al extranjero (a los cárteles).

No hay comentarios:

Links

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...