domingo, 30 de mayo de 2010

ACTUAL PANORAMA DEL CINE REGIONAL


Hector Turco Mendoza
Dos o tres películas nacionales de buena factura (La Teta Asustada, Paraíso, Octubre) han logrado importantes premios para el cine peruano. “Cine Peruano” que para unos no existe y para otros está en pañales. Pero lo que sí existe son: producciones logradas (Días de Santiago, Mañana te cuento, El destino no tiene favoritos), varias fallidas (Illary, Tarata, La Prueba, Cuatro, El Premio, Máncora, etc.) y las pésimas (Motor y Motivo, Good Bye Pachacutek, Vedettes al desnudo,...). Si el panorama actual del cine nacional es así, el actual panorama del cine regional es -la verdad- incierto.

1. “El boom del cine regional, ya fue”
--
El boom del cine regional iniciada por el ayacuchano Palito Ortega, el puneño Flaviano Quispe, el cajamarquino Héctor Marreros, el huancaíno Nilo Inga y un par de realizadores más, ya fue,... mejor dicho; están en una etapa de evolución/perfección algunos e involución/estatismo otros. Muchas películas iniciales del boom se han vuelto clásicas y uno que otro director se ha ganado (debido al talento) un lugar merecido en la historia del cine alternativo en el Perú.

Pero la producción fílmica crece cada año. Han surgido nuevos realizadores y nuevas producciones que tienen éxito de taquilla como los de antaño, pero que en calidad fílmica… ahora sí casi todas son un verdadero “cero a la izquierda”. Y hay que decirlo: De la mayoría de estos nuevos “cineastas” no se sabe si lo que están haciendo es CINE. Están motivados por crear, hacer arte o por ganar dinero estafando a la gente provinciana con pésimos productos. Eso supongo queda en la conciencia de cada uno de ellos.
--
"Supay" de Miler Eusebio : Taquillera y pésima.
-
Muchos de los nuevos realizadores provincianos creen que hacer una película es fácil, que con tan solo tener una cámara en la mano y una “idea original” en la cabeza harán una buena película. Craso error. Para una buena película hay que tener un buen guión, más que un guión una buena formación académica y más que una buena formación debe poseer talento. Porque más allá de los equipos técnicos, un realizador con talento y guión original haría incluso un buena película con una cámara casera.

2. Conacine: ¿Más concursos regionales, más dinero o capacitación?
Hector Turco Mendoza
Primero, capacitación; segundo, más dinero y tercero, más concursos, señores del Conacine. La capacitación (con talleres de guión, de realización y de edición) es primordial para los nuevos realizadores. Aunque claro, eso no garantizará la calidad de nuevas películas, eso dependerá -como lo vengo diciendo- del talento, más allá de la capacitación y del dinero.
Hector Turco Mendoza
"Don Melcho": ¿Una piedra en el camino?
-
El realizador huancavelicano Arnaldo Soriano Vásquez que ha estudiado cine (Escuela Provincial de Cine y Televisión de Rosario, Argentina) y ha recibido dinero del Conacine (“Segundo Concurso de Obras Cinematográficas para Regiones del País CONACINE 2007“) es un vivo retrato de que la capacitación y el dinero a veces no sirve. “Don Melcho amigo o enemigo”, su ópera prima resultó ganador con un guión que seguramente atrajo al jurado, pero hecha película es totalmente fallida. Seré sincero, es un bodrio absoluto. Con S/. 70 mil nuevos soles, quizá algún otro novato cineasta hubiese hecho un filme algo más digerible y aceptable, ya que muchas obras más del cine regional e independientes oscilan en presupuesto de S/ 10 mil nuevos soles a 30 mil nuevos soles. Si bien en muchos se nota el talento desde la primera obra artística, hay otros que lo adquieren con la experiencia; solo hay que ser pacientes.
-
El caso de Arnaldo Soriano es un caso particular y ejemplar. Esperemos que no sea “una piedra en el camino”, ni él ni otro realizador, para que el CONACINE -con el poco presupuesto que tiene- apueste, apoye y sea equitativo con el nuevo cine regional por venir. La gente provinciana tiene mucho que contar visualmente sobre el maravilloso mundo andino, selvático y costeño, más allá del gran ojo limeño.
-
3. Piratas y "ratas" del Perú Profundo

Si hay una “industria” del cine peruano esa -creo yo- es la de los piratas que no solo están en Lima sino que tambien, ya están en la ciudades urbanas del interior del país: Huancayo, Ayacucho, Puno. En ellas, la piratería ha sobrepasado los límites, pues no solo se dedican a copiar (quemar) películas en DVDs o CDs, sino que las copian o “bajan” de algun canal de television o del cable. Muchas tienen escenas incompletas e incluso con spots publicitarios (comerciales). Pero esto es poco para ellos, ya que se han dado cuenta que la venta de películas locales (regionales) es negocio redondo solo hay que tener a un hábil “diseñador gráfico” para que “edite o diseñe” las pastas (póster o afiches) de cada estuche de DVD.

Lo peor es que cambian el título original por otro dizque más comercial y/o secuencia de alguna película taquillera en el interior del país. Pero lo más grave es que omiten el verdadero nombre del realizador regional e insertan el nombre de un director conocido para “engatuzar” a la masa provinciana. De que funciona, claro que funciona, porque cada día está en auge estas nuevas formar de atrapar a los consumidores de filmes en DVD. Aquí unas cuantas de muchas:
Hector Turco Mendoza
¿Lágrimas de madre 2? ¿De Francisco Lombardi?
CORRECCIÓN: "Lágrimas de madre" de Fredy Larico (Puno)
--
¿Huerfanito 2? ¿De Huancayo?
CORRECCIÓN: "Sabastián de Callash" de Héctor Marreros (Cajamarca)
--
¿Sufrimiento de padre?
CORRECCIÓN: "Lágrimas y carcajadas" de Elmer Mejía Tantalean (Cajamarca)
--
¿Alguien hará algo para que esto cambie? Pues, eso lo veremos en los próximos meses o quizá, años. Este post no es más que una ventana abierta al sombrío panorama actual del cine regional, que crece a la deriva, sin apoyo del Estado y ni una Ley que los favoresca.
Héctor Turco Mendoza
--

Links

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...